Microjuris Login Support suscríbete
banner

Corte Suprema rechaza recurso de casación y confirma fallo que rechazó demanda de comodato precario y restitución de inmueble

29 de julio de 2022

Se desestimó la procedencia del recurso impetrado en contra de los hechos establecidos en la sentencia impugnada, dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco, que estableció que en la especie, el demandado ocupa la propiedad por promesa de compraventa y no por un contrato de comodato precario, como sostenía la empresa recurrente.

La Corte Suprema rechazó el recurso de casación en el fondo interpuesto en contra de la sentencia que rechazó la demanda de comodato precario y la restitución de inmueble, ubicado en la comuna de Temuco, presentada por la empresa Constructora.

El fallos señala que la sentencia de segundo grado de conformidad a lo expuesto en la demanda y de la prueba rendida en autos estableció como hecho de la causa que entre las partes de esta litis existió un contrato de promesa que legitimó al demandado para recibir del actor el inmueble de marras, no constando el desistimiento que del mismo habría efectuado el demandado.

También sostiene que de todos los hechos constatados en la sentencia, no surge de ninguna manera que haya existido entre las partes un contrato de comodato precario, esto es, que el demandante y demandado hayan convenido en celebrar un préstamo de uso sobre el inmueble materia de la litis, ni que el comodante se haya reservado la facultad de pedir la restitución de la cosa prestada en cualquier tiempo.

’Concluyen los jueces de fondo que ‘no habiendo acreditado el actor la existencia de un contrato de comodato precario y, además, haber reconocido que hizo entrega al demandado del inmueble en cuestión en virtud del contrato de promesa’, acogen el recurso de apelación interpuesto por el demandado y, en consecuencia, rechazan la demanda‘, añade.

Para la Sala Civil, asentado lo anterior, queda de manifiesto que las alegaciones del impugnante persiguen desvirtuar los supuestos fácticos fundamentales fijados por los sentenciadores, esto es, el hecho que se hizo entrega al demandado del inmueble sub lite en virtud de una promesa de compraventa y no de un contrato de comodato precario.

’Que en este sentido –ahonda– resulta pertinente recordar que solamente los jueces del fondo se encuentran facultados para fijar los hechos de la causa y, efectuada correctamente dicha labor en atención al mérito de las probanzas aportadas, ellos resultan inamovibles conforme a lo previsto en el artículo 785 del Código de Procedimiento Civil, no siendo posible su revisión por la vía de la nulidad que se analiza, salvo que se haya denunciado de modo eficaz la vulneración de las leyes reguladoras de la prueba que han permitido establecer el presupuesto fáctico que viene asentado en el fallo, lo que no acontece en el caso de autos, ya que en el arbitrio de nulidad el impugnante solo menciona que existe transgresión a los artículos 1554 y 2194 del Código Civil, que trata el contrato de promesa y el comodato precario, respectivamente‘.

Finalmente concluye que en mérito de lo expuesto no es posible alterar la situación fáctica que viene determinada en el fallo cuestionado y establecer una distinta, porque los hechos que sirvieron de base a las conclusiones de los sentenciadores resultan inamovibles y definitivos para este tribunal de casación.

’Que lo razonado lleva a concluir que el recurso de casación en el fondo no puede prosperar por adolecer de manifiesta falta de fundamento‘, concluye.

Por tanto, se resuelve que: ’se rechaza el recurso de casación en el fondo deducido por el abogado Franco Anabalón Chacana, en representación de la parte demandante, contra la sentencia de ocho de marzo de dos mil veintidós dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco‘.

Consulte texto completo de la sentencia.

(Fuente: Poder Judicial).